domingo, 6 de diciembre de 2009

Cómo cambia la sociedad o todo tiempo pasado no fue mejor


Propaganda de detergente alemán:

Nieta llega a la casa de su abuelita, luego de un concierto al aire libre de su grupo favorito.

La nieta -mirándose lo sucia que quedó su ropa, pues había llovido y el campo estaba convertido en un barrial- comenta a la abuelita:

"Menos mal que hoy hay buenos detergentes, como esta maravilla -aquí dice el nombre del detergente de la publicidad- que dejan la ropa bien limpia, aún después de un concierto como este".

Pregunta a la abuelita: "Qué hacían Uds. cuando eran jóvenes, entonces no había tan buenos detergentes!"

La abuelita le responde: "No necesitábamos detergentes, pues, en ese entonces, íbamos a los conciertos sin ropa".

PLOP!


7 comentarios:

derechofamilia-páginas libres dijo...

!JA,JA,JA, Muy bueno el chiste, tenía necesidad de un poco de alegría, gracias hacerme sonreír.
Cariños,
María del Carmen

derechofamilia-páginas libres dijo...

!JA,JA,JA, Muy bueno el chiste, tenía necesidad de un poco de alegría, gracias hacerme sonreír.
Cariños,
María del Carmen

derechofamilia-páginas libres dijo...

!!!Qué cosas tiene el Internet, disculpa salió duplicado, como "clonado".
Besos,
Mría del Carmen

Marta Salazar dijo...

Hola hola! Gracias x el... los comentarios! ja ja, no te preocupes, de lo bueno, tres veces bueno ;)

Un abrazo y agregaré tu blog en mi blogroll!

Landahlauts dijo...

jajajaja!!!

Qué bueno!

AleMamá dijo...

Todavía pensamos en abuelas tipo Caperucita....¡ay!

Marta Salazar dijo...

nooooo! las omas NO son hoy como las caperucitas! por el contrario! son unas arpías! ja ja no todas, claro, me refiero a las alemanas ;)

qué bueno que te gustó dear Landahlauts :)