lunes, 29 de marzo de 2010

De Bill Gates


No sé si será verdad... pero... De alguna manera, me recuerda a cómo se vive en muchos países, precisamente en aquellos que hoy están en mayor peligro de default...

Bill Gates recientemente dictó en una conferencia en una escuela secundaria sobre 11 cosas que los estudiantes no aprenden en la escuela.

Muy conciso, todos esperaban que fuera a hacer un discurso de una hora o más, habló
menos de 5 minutos, le aplaudieron más de 10 minutos sin parar, dio las gracias y se fue enseguida en su helicóptero.

Habla de cómo la "política educativa de vida fácil para los niños" ha originado una generación sin concepto de la realidad, y cómo esta política ha llevado a las personas a fallar en sus vidas después de la escuela.

Regla 1: La vida no es fácil, acostúmbrate a ello.

Regla 2: El mundo no está preocupado por tu autoestima. El mundo espera que hagas algo útil por él ANTES de sentirte bien contigo mismo.

Regla 3: No ganarás 20.000 $ al mes nada más por salir de la escuela. No serás vicepresidente de una empresa con coche y teléfono a tu disposición, hasta que con tu esfuerzo hayas conseguido comprar tu propio coche y teléfono.

Regla 4: Si crees que tu profesor es duro, espera a tener un Jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.

Regla 5: Vender papel usado o trabajar los días festivos no es ser lo último en la escala social. Tus abuelos tenían una palabra diferente para eso: lo llamaban oportunidad.

Regla 6: Si te equivocas, no le eches la culpa a tus padres o a la mala suerte. Por lo tanto no llorisquees por tus errores, aprende de ellos.


Regla 7: Antes de nacer tú, tus padres no
eran tan críticos como ahora. Ellos se volvieron así por pagar tus cuentas, lavar tus ropas y oírte decir que son “ridículos”.

Por tanto, antes de salvar el planeta para la próxima generación, queriendo
remediar los errores de la generación de tus padres, comienza limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

Regla 8: La escuela puede haber eliminado la distinción entre excelentes, buenos y regulares, pero la vida no es así. En muchas escuelas hoy no repites el curso, hacen que tus tareas sean cada vez más fáciles y tienes las oportunidades que necesites hasta aprobar.

Esto no se parece en nada a la vida real. Si fallas, estás despedido. Así que acierta a la primera.


Regla 9: La vida no está dividida en bimestres. Tú no tendrás largas vacaciones de verano y no encontrarás quien te ayude a cumplir con tus tareas, ni jefes que se interesen en ayudarte para que te encuentres a ti mismo. Todo esto y mucho más, tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

Regla 10: La televisión NO es la vida real. En la vida real, las personas tienen que dejar los juegos, el bar, los bailes o los amigos, para irse a trabajar.


Regla 11: Sé amable con los estudiosos (aquellos estudiantes que tú y muchos otros juzgan que son sonsos). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando PARA uno de ellos.


4 comentarios:

aquiles m. dijo...

Estimada Marta:
No recuerdo cuanto hace, pero ya lo había pegado en mi blog.
Comparto con Él, que el gran problema de los niños, somos los padres.
Es muy grave la cuestión de la instrucción.
Hoy internet y la tele, mal concebida, han liquidado la necesaria retracción para el aprendizaje.
No hay ninguna posibilidad de tomar conocimientos, bajo estado de ansiedad.
Desconozco de qué modo se podrá enfrentar este drama.
Empezando por el estado en que se encuentran maestros y profesores. Justamente, no son ejemplos para los estudiantes.
Abrazos.

kikorb dijo...

Perfectas palabras, te he enlazado desde mi blog.

Mil gracias por tu blog, cuando aparece algo nuevo tuyo en el reader es siempre bienvenido, y bien leido ;)

esteban lob dijo...

Hola Marta:

Me parecen notables palabras, en tiempos en que son mal mirados los que consideramos impropio que los "simpáticos niñitos" puedan hacer siempre lo que se les da en gana.

Cariños.

Marta Salazar dijo...

Aquiles! sorry, lo olvidé, si no te habría citado! gracias Kikorb! tienes nueva foto! Esteban: sabía que te gustaría:)

Un abrazo a los tres!