sábado, 5 de abril de 2008

El crimen perfecto




5 comentarios:

Ana dijo...

Jajaj, yo por las dudas, nunca más voy a pedirle a mi marido que me alcance nada!

Marta Salazar dijo...

ja ja, tienes razón, creo que hay que tenerlo en cuenta... por si acaso...

Un abrazo!

Rayco dijo...

Jajaja si yo fuera su mujer me creería que es un secador...

Hilda dijo...

ajajajaja, que crueldad, Marta, andas dando ideas a la gente!!!
jajajaja, creo que Anita y tú tienen razón, hay que tomarlo en cuenta por si acaso

La candorosa dijo...

De este instante en adelante, ¡¡¡mujeres (casadas), dejen su cabello húmedo, no soliciten el secador de cabello a sus maridos!! jajajaa

Saludos