martes, 19 de octubre de 2010

¿De qué nacionalidad eran Adán y Eva?


Otro chiste llegado desde Argentina (no le cambio nada, aunque le faltan todos los acentos y hay mayúsculas donde no debiera, lo dejo así). No es por nada, pero... Alemania es el país de Europa (título que se pelea año a año con Inglaterra, donde la población es más obesa, así que... ):

Un Aleman, un Frances, un Ingles y un argentino comentan sobre un cuadro de Adan y Eva en el Paraíso, el Aleman dice: -Miren que perfección de cuerpos: ella esbelta y espigada, el con ese cuerpo atletico, los musculos perfilados...

Deben ser alemanes.

Inmediatamente, el francés reaccionó: - No lo creo, es claro el erotismo que se desprende de ambas figuras... Ella tan femenina...el tan masculino... Saben que pronto llegara la tentacion...

Deben ser franceses.

Moviendo negativamente la cabeza el Inglés comenta: - Noten... la serenidad de sus rostros, la delicadeza de la pose, la sobriedad del gesto.

Solo pueden ser Ingleses.

Después de unos segundos más de contemplación el argentino exclama:

No estoy de acuerdo. Miren bien: Andan en Bolas, descalzos, duermen abajo de un árbol , solo tienen una miserable manzana para morfar, no protestan y todavía creen los muy boludos que están en el Paraíso.


5 comentarios:

kop_op dijo...

Lamentablemente habrá siempre autores que usan palabras "malas" - mejor dicho, desagradables - sin ninguna necesidad.
Muy bueno este humor, me recuerda a otro análisis de rasgos nacionales (seguido por dos más, por el mismo precio).

El paraíso es donde:
Los policías son ingleses,
los pizzeros, italianos,
los mecánicos, alemanes,
los amantes, franceses,
y está todo organizado por
los suizos.

El infierno es donde:
Los pizzeros son ingleses,
los mecánicos, franceses,
los amantes, suizos,
los policías, alemanes,
y está todo organizado por
los italianos.


Inglaterra: Se puede hacer todo lo que no está prohibido.
Alemania: Sólo se puede hacer lo que está permitido. [ * * *]
Francia: Se pueden hacer ambas cosas.

El semáforo:
Los franceses saben para qué sirve, y lo respetan.
Los italianos también lo saben, pero no lo respetan.
Los alemanes no lo saben, pero lo respetan.
Los españoles tampoco lo saben, y tampoco lo respetan.

Un abrazo, Marta (si está permitido [ * * * ] -;)

Federico

Ljudmila dijo...

Muy bueno Federico.
Gracias Marta tambien es bueno. Y lo de las "malas" palabras Federico que estamos tan habituados a escucharla....(aunque no la justifico ni la uso - ejem bueno casi nunca!)

kop_op dijo...

Sí Ljudmila, estamos tan habituados que algunas ya están dejando de ser insultos. A mí me siguen molestando, pero en ciertas situaciones no cabe otra expresión, y admito que a mí también se me escapa alguna. A VECES, ¡por eso me gusta tu "casi" nunca!
No puedo dejar de contar la breve historia de un nieto mío cuando tenía 2 años:
Hablaba con mucho énfasis, articulando perfectamente las palabras, sobre todo las “malas”. Al mismo tiempo había aprendido a corregirse:
- ¡Qué dijiste?
- Caramba...
Ah.
Un día, fastidiaba mucho:
- Quiero una galletita.
La madre, irritada:
- ¿Cómo se pide?
- Caramba.

Saludos,
Federico

Marta Salazar dijo...

ja ja! Oye qué buenos los chistes Federico! Extraordinarios! si me permites, los voy a poner -más tardecito- como posts de este blog :)

kop_op dijo...

Siempre me pongo contento al compartir chispas que salen de la imaginación y el ingenio. Por lo tanto Marta, te "cedo", desde ya y sin que me lo pidas, todo copyright que no tengo. Humor como éste es patrimonio de la humanidad; sólo espero verlo difundido donde sea posible.
Cariños,
Federico