sábado, 12 de enero de 2008

Samuel Armas o la mano de la esperanza - Hand of Hope


Queridos amigos: Mañana domingo no podré postear a la hora acostumbrada (temprano), así que coloco ahora la "entrada" de mañana.

En mi antiguo disco duro tenía guardadas estas tres fotos y la historia, que copio a continuación.

Una sola acotación: los niños con espina bífida sí sobreviven, aunque no los operen, no sé si todos, conozco sólo a dos; no sé a lo que se refiere el texto con esto de que no sobreviviría.

Y les cuento que el único médico que realiza operación en Alemania -hasta ahora- trabaja en Bonn. Hace unos días escuché una entrevista con él, ¡interesantísimo su trabajo!


Estas fotografías empezaron a circular en noviembre del 2002, y se creyó que serían la “foto del año”. De hecho, una de ellas se publicó en la portada del NY Times como gran acontecimiento.

La foto es de un bebé de 21 semanas, aún sin nacer, llamado Samuel Armas al que se le había diagnosticado una espina bífida y nunca sobreviviría si se le extraía de la matriz de su madre.

El Dr. Bruner, tras grandes estudios realizados en el Centro Médico Universitario de Vanderbilt, en Nashville, anunció que él podria llevar a cabo una operación así, con el bebé dentro de la matríz materna.

Durante la intervención, el cirujano extrae el útero mediante una sección-C y practica una pequeña incisión a través de la cual es capaz de operar al pequeño Samuel.

Al tiempo que el Dr. Bruner acababa de terminar la operación con éxito, Samuel sacó su pequeñísima pero bien desarrollada mano a través de la incisión practicada y cogió la mano del atónito médico.



Este pestigioso cirujano declaró haber vivido el momento más emotivo de su vida, al tiempo que sentía la mano de Samuel asiéndole uno de sus dedos, a modo de agradecimiento por obsequiarle con el regalo de la vida.



El Dr. Bruner permaneció helado, totalmente inmóvil por varios segundos, durante los cuales Samuel seguía cogiéndole el dedo, lo cual dio el suficiente tiempo para que el resto del personal del quirófamo pudiera fotografiar el momento con toda claridad.

Los editores del NYTimes titularon la foto “Hand of Hope” (mano de la esperanza).

Samuel salió de la operación y lleva una vida 100% normal hasta la fecha.



En la foto, Samuel, meses después...


3 comentarios:

alejandra64 dijo...

Es verdad, a la fotografía ya la conocía, su historia no.

Algo emocionante realmente.
La ciencia en pos de la salud y los momentos milagrosos se dan "la mano"...

Saludos!!

Stella dijo...

Ay, se me puso la piel de gallina!!
Que emocionante!!!

elpensadorcompulsivo dijo...

un artículo y unas fotografías realmente emocionantes, de verdad que con este tipo de noticas le da uno doble valor a la vida. Felicidades de todo corazón por el post, me ha emocionado de veras.