sábado, 14 de junio de 2008

Cualquier parecido es pura coincidencia...


Y hoy, nos ponemos un poco más serios... una historia muy antigua, pero que nunca pierde su actualidad... Por si alguien no conoce a Los iracundos...



Como para el blog Te cuento los setenta... o de los '60.

Cualquier parecido es pura coincidencia.

Un día, mientras caminaba por la calle, un hombre de éxito, ex presidente de la República (el nombre es lo de menos), es trágicamente atropellado por un camión y muere.

Su alma llega al paraíso y se encuentra en la entrada a San Pedro en persona.

Bienvenido al paraíso, le dice San Pedro. Antes de que te acomodes, parece que hay un problema. Verás, muy raramente un alto político ha llegado aquí y no estamos seguros de qué hacer contigo.

* No hay problema, déjame entrar, le dice el hombre.

* Bueno, me gustaría, pero tengo órdenes desde lo más alto. Lo que haremos, será hacerte pasar un día en el infierno y otro en el paraíso y luego podrás elegir donde pasar la eternidad.

* De hecho, ya lo he decidido. Prefiero estar en el paraíso, dice el candidato.

* Lo siento, pero tenemos nuestras reglas. Y con esto, San Pedro acompaña al candidato al ascensor y baja, baja hasta el infierno.

Las puertas se abren y se encuentra justo en medio de un verde campo de golf. A lo lejos, hay un club y de pie delante de él están todos sus amigos políticos que habían trabajado con él, todos vestidos con traje de noche muy contentos. Corren a saludarlo, lo abrazan y recuerdan los buenos tiempos en los que se enriquecían a costa del pueblo. Juegan un agradable partido de golf y luego por la noche cenan juntos en el club con langosta y caviar. Luego, escoge a una rubia despampanante para continuar su jornada en el infierno.

Se encuentra también al Diablo, que de hecho es un tipo muy simpático y se divierte mucho contando chistes y bailando... CON LOS IRACUNDOS. Se está divirtiendo tanto que, antes de que se de cuenta, es ya hora de irse. Todos le dan un apretón de manos y lo saludan mientras sube al ascensor. El ascensor sube, sube, sube, y se reabre la puerta del paraíso donde San Pedro lo esta esperando.

* Ahora es el momento de pasar al paraíso. Así que el candidato pasa las 24 horas sucesivas saltando de nube en nube, tocando el arpa y cantando... Se divierte mucho y, antes de que se dé cuenta, las 24 horas ya han pasado y San Pedro va a buscarlo.

• Entonces, has pasado un día en el infierno y otro en el paraíso. Ahora debes elegir tu eternidad.

El hombre reflexiona un momento y luego responde: * Bueno, no lo habría dicho nunca, quiero decir, el paraíso ha sido precioso, pero creo que he estado mejor en el infierno. Así que San Pedro lo acompaña hasta el ascensor y otra vez baja, baja, baja, hasta el infierno. Cuando las puertas del ascensor se abren se encuentra en medio de una tierra desierta cubierta de porquería y muchos desperdicios. Ve a todos sus amigos, vestidos con trapos, que están recogiendo los desperdicios y metiéndolos en bolsas negras. El Diablo lo alcanza y le pone
un brazo en el cuello.

* No entiendo, balbucea el Candidato. Ayer estuve aquí y había un campo de golf y un club y comimos langosta y caviar y bailamos y nos divertimos mucho. Ahora, todo lo que hay es una tierra desierta llena de desperdicios y mis amigos parecen unos miserables. El Diablo lo mira, sonríe y dice:

* Ayer estábamos en campaña. Hoy, ya votaste por nosotros . . . !!!


6 comentarios:

Ana dijo...

Jaaaa, excelente Marta! No conocía el chiste, pero es muy gracioso! (y refleja la cruda realidad eh?)

Un beso grande!

PD: Ya no tendré problemas en leerte porque visto los problemas que tenía con Bloglines, me pasé a Google Reader.

Z&Z design - ChZ y Mariespe dijo...

jajaj no podías haber elegido mejor título para el post :D

Saludos!
MARIESPE

Jeanet Guajardo dijo...

Hola
Genial el chiste. Es muy entretenido tu blog, te felicito.

Cuqui dijo...

Hola Marta:

Este chiste me encanta, porque es fiel reflejo de la realidad política (por lo menos de algunos)... y me imagino la cara y las sensaciones durante "la campaña"... es genial

María Angélica dijo...

Jajajajaja... este chiste me llegó en un pps y lo recuerdo y me da risa.
Muy bueno... y la música me recuerda a la canción de Antonio Banderas.
La gripe me mantuvo bastante jodida, pero estoy mejorando y ahora con notebook nuevo estoy aqcostadita poniendome al día.
Un abrazo y cuidate.

Marta Salazar dijo...

Hoooola!

Jeanet bienvenida! y gracias x el comentario!

Cococita (es que me encanta tu sobrenombre!), sí, me he estado acordando de ti por lo de la gripe, lo siento!

lo del notebook en la cama, je je, es una de las mayores y mejores razones para no tener un PC, sino un notebook! también me lo llevo a la cama! aunque no esté enferma!

besos y abrazos a todas!